Costa Rica, un paraíso sostenible

Sin duda alguna, Costa Rica es un referente mundial en turismo sostenible. Esta primavera tuve la gran suerte de conocer este pequeño país situado en Centroamérica, aunque, sinceramente, nunca lo incluí en mi lista de destinos imprescindibles. Pero, las circunstancias actuales me llevaron a optar por este verde paraíso y, definitivamente, ¡valió la pena!

Playa en el parque nacional Cahuita
Gran parte del litoral costarricense está protegido por formar parte de diferentes parques naturales. En la foto, Parque Nacional Cahuita, en la costa caribeña.

Costa Rica me sorprendió gratamente: su naturaleza exuberante, su fauna, su gente, …Pero, lo que más me llamó la atención es su esfuerzo por preservar el tesoro que tienen: nada menos que el 5% de la biodiversidad existente en el mundo entero, concentrado en un territorio que ocupa sólo el 0,03% del planeta (poco más que la décima parte de España). Como ejemplo de ese esfuerzo, cabe destacar que el país lleva 6 años consecutivos generando un 98% de energía renovable. Y, en cuanto al turismo, la lluvia de premios por su fomento del turismo sostenible es constante (mejor destino para turismo responsable en los premios WTM Responsible Tourism Awards Latin America, mejor destino del mundo de turismo sostenible de la revista National Geographic Travel del Reino Unido, premio del Consejo Global de Turismo Sostenible, …).

Sí, efectivamente hay muchas cifras y menciones que corroboran que Costa Rica es un destino sostenible. Pero lo verdaderamente bonito es que todo ello se palpa en el ambiente, se ve en la forma en que los ticos (así se apodan los costarricenses) interactúan con el entorno.

La frase que define Costa Rica a la perfección: ¡Pura vida!

¡Pura Vida! Esa es la máxima del país. Es más que un saludo. Es un sentimiento, una forma de vida, una manera de ver la existencia. Y eso queda reflejado en la manera que los costarricenses reciben al visitante. Están orgullosos de su nación y de sus riquezas y se sienten muy agradecidos por el interés que uno muestra por conocer Costa Rica. Los pequeños alojamientos familiares dispersos por todo el territorio son un ejemplo claro del fomento de un turismo sostenible. Al igual que las pequeñas empresas turísticas que se esfuerzan por mostrar al viajero lo mejor del país. Así, entre tantas bienvenidas, conocí a mucha gente con quien tuve el placer de compartir muy buenos momentos y nuevos conocimientos. Entre ellos se encuentra Greivin Núñez Mendoza.

Greivin, junto a Rodolfo Quesada Quesada, han fundado la agencia de turismo Tekuani Tours (en la península de Nicoya), una joven empresa que promueve el turismo rural comunitario con responsabilidad social y ambiental. Su oferta de servicios turísticos es una mezcla equilibrada de las interrelaciones campesinas con la naturaleza y las bellezas marinas. Nuestro objetivo común, el afán de inculcar a los viajeros, turistas y visitantes la necesidad de un turismo más responsable, me ha llevado a realizarle varias preguntas relacionadas con el tema en cuestión:

«Costa Rica es un escenario permanente de iniciativas sustentables»

MFdV -¿Qué significa realmente para el país el fomento del turismo sostenible?

G.N. –Como país, somos un escenario permanente de iniciativas sustentables. Costa Rica es un país pequeño de 51.100 km2 y el 26% de su territorio está en alguna categoría de manejo (parques, reservas, refugios y otros). Sus 5 millones de habitantes han dado énfasis al turismo sustentable. También hay muchas áreas privadas conservadas

MFdV -En un mundo en el que el número de turistas va incrementando de manera desenfrenada, ¿crees que el turismo sostenible se podrá mantener a largo plazo en el país? ¿puede el turismo de masas llegar a desbancar en un futuro al turismo sostenible?

G.N. –La participación de pequeñas empresas de turismo ofrecen al turismo mayor variados ecosistemas, que no son los más conocidos, con una gran variedad de atractivos en temas turísticos.  Lo que se podría esperar en el largo plazo, no es una competencia, sino más bien, una alianza entre las empresas pequeñas que tienen el ambiente y las grandes empresas que atraen turismo.

El trato humano hacia el visitante y hacia las comunidades hace la diferencia.

MFdV -Tu empresa está muy concienciada con el turismo responsable. ¿Qué os diferencia de una agencia de turismo convencional?

Los alojamientos familiares de Costa Rica son ejemplo de turismo sostenible
Posada Rural Río Celeste, un ejemplo de pequeño alojamiento familiar que armoniza con la naturaleza.

G.N. –Nuestra empresa se diferencia de una convencional en el trato humano hacia el visitante y hacia las comunidades.  En ambos sentidos, queremos compartir el calor humano que permita a los actores experimentar experiencias vivenciales multidireccionales ganar-ganar, en un entorno natural.  Nuestra iniciativa ofrece a los visitantes confianza, paz y seguridad, que serán parte de su vivir diario.

MFdV -¿Crees que los turistas extranjeros que viajan a Costa Rica son conscientes del tipo de turismo que intenta fomentar el país?

G.N. –Sí, Costa Rica es un país con una imagen muy conocida en turismo sustentable. La tendencia del turismo de masas cada vez con mayor frecuencia, está necesitando los espacios verdes sustentables porque éstos son parte de la expectativa que motiva al turista al viajar.  Se requiere mayor énfasis sobre la complementariedad (diversión y naturaleza) en las categorías de turismo. 

MFdV -¿Y los turistas nacionales, son conscientes de ello?

G.N.-Sí, a lo interno, la educación de las personas recalca bastante la conciencia ambiental y la importancia de la biodiversidad.  Las personas que viven en las principales ciudades, disfrutan mucho el ambiente natural y buscan las alternativas sustentables, acorde con sus gustos y preferencias.

El turismo sostenible comienza con la educación basada en una conciencia ambiental y cultural.

MFdV-Para acabar, ¿qué consejos le darías a los viajeros que quieran conocer Costa Rica?

G.N. –El valor mundial al que un turista puede aspirar, es a ser parte de la solución al cambio climático que ya está posicionado.  El disfrute de la naturaleza y el compromiso con ella misma, debe ser parte de su equipaje, por tal motivo, al elegir su alternativa turística, debe procurar que la misma, sea una inversión para su futuro como habitante de la tierra.

Foto tomada en la quebrada Tempisque
Con Berny (Colorado Adventure Tours), realizando el tour de aventura a la catarata La Leona.

No hay mejor manera de acabar esta pequeña entrevista que con este consejo tan valioso. ¡Ojalá el mensaje se extienda a todo el mundo!

Y, así como he podido compartir conversaciones muy interesantes con Greivin, podría mencionar a muchas personas más. Entre ellas, Berny Mora Araya, de Colorado Adventure Tours (en Curubandé). Con él, por ejemplo, tuve la suerte de aprender mucho sobre la etnia indígena Chorotega y de visitar la preciosa y escondida catarata La Leona, mientras recibía interesantes lecciones de geología y naturaleza en general. O Marvin Elizondo, propietario de la Posada Rural Río Celeste (cerca del Parque Nacional Volcán Tenorio), quien, además de ser un excelente anfitrión en su acogedora posada, resultó ser una verdadera enciclopedia andante y con él aprendí muchísimo sobre la naturaleza del país.

Todos ellos me aportaron mucho. Cada uno a su manera, cada uno en su especialidad. Pero lo que todos tienen en común es el respeto a su entorno, a su cultura, al interés en que el viajero conozca y su agradecimiento por ello. Esto es sostenibilidad. Es responsabilidad. Esto es ¡Pura Vida!


¡NUEVO!

Ya puedes adquirir la nueva guía alternativa de Costa Rica. Entra aquí para más detalles.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *