SRI LANKA: UNA LÁGRIMA DE EMOCIÓN EN EL ÍNDICO

     Esto es lo que oímos decir antes de embarcarnos rumbo a Sri Lanka, la isla conocida también como la lágrima de la India: «Tenéis que ir a Sri Lanka, ¡os encantará!. Pero debéis hacerlo ahora antes de que se masifique». Sí, hablo de la antigua Ceilán, un destino que antaño siempre sonó muy exótico pero que con el nombre relativamente nuevo ha pasado a ser un país que pasa un tanto desapercibido.

Negombo
Incluso los rincones menos esperados tienen mucho que ofrecer

     La cuestión es que como de todas formas no teníamos otro destino en mente, nos pareció que podría ser un país interesante.

     ¡Indudablemente nos fascinó! A medida que fuimos recabando información para el viaje  fuimos haciéndonos una idea de lo bonito que debía ser el lugar, pero desde luego superó todas nuestras expectativas. Fue un viaje perfecto en todos los sentidos.

Sri Lanka sencillamente nos fascinó

Catarata de Bambarakanda
A los srilanqueses les encanta hablar con los viajeros

     El paisaje de Sri Lanka es espectacular. La costa presenta innumerables playas, muchas de ellas prácticamente vírgenes, repletas de cocoteros y exuberante vegetación. El interior está cubierto de extensos bosques tropicales. La montaña, además de ofrecer unas vistas impagables, está recubierta de un manto de un color verde esmeralda hipnotizante que lo conforman las grandes extensiones de plantaciones de uno de los tés más famosos del mundo: el té de Ceilán. Éste es sin duda un espectáculo que por sí solo ya merece el viaje.  

     La fauna, además, también es de lo más atrayente, con grandes mamíferos presentes en sus parques naturales (elefantes, leopardos, guepardos,…). Aunque nosotros finalmente dejamos de lado estas visitas, hubo una que no nos quisimos perder: el avistamiento de la gran ballena azul. ¡No hay palabras para describir ese espectáculo!

La amabilidad de sus gentes es formidable

    La historia ha dejado grandes legados, de manera que buscando también la parte más cultural encontramos testimonios del pasado asombrosos: sitios arqueológicos en los que perderte un día entero, montañas sagradas con una magia especial o templos remotos adorados por sus gentes.

Jaffna
En cualquier rincón encontrarás un autobús

   Sus gentes…indudablemente merecen un capítulo aparte. La amabilidad de los srilanqueses es infinita. Todos se desviven por ayudarte, se preocupan por la impresión que te estás llevando de su tierra y siempre esperan que sea positiva. Es gente muy hospitalaria a la que no le importa compartir con un extraño lo poco que tienen. Los hemos oído relatar historias sobre las desgracias por las que han tenido que pasar (como por ejemplo el tsunami del 2004) y, sin embargo, no pierden nunca esa sonrisa en sus caras. En los alojamientos, tremendamente familiares, los dueños te hacen sentir como si estuvieras en tu propia casa.

     Siempre se ha dicho eso de «Al hombre se le conquista por el estómago». Pues, a mi modo de ver, un país atrapa al viajero de la misma manera. O, al menos, la gastronomía ayuda a acabar de enamorarte de un lugar. Y Sri Lanka lo consiguió conmigo. Sin duda fuertemente influenciada por la India, la cocina srilanquesa es intensa y  muy especiada. No hay dos currys iguales y cuando has probado el mejor, siempre hay uno después que te volverá a asombrar.

Sri Lanka ofrece un viaje completo en todos los sentidos

     En cuanto al transporte, la facilidad para moverte de un lugar a otro es inigualable. Basta con esperar en algún punto de cualquier carretera y seguro que tarde o temprano algún autobús pasará… ¡Y por supuesto que se parará! ya que no hay paradas establecidas para el turista. Al igual que tampoco hay aforo limitado. De alguna manera, por muy lleno que vaya un autobús, siempre tendrá sitio para un viajero más. Y si vas cargado con tu mochila, tampoco es problema porque los pasajeros ya se ocuparán de encontrar un hueco para él, aunque tenga que ser debajo de sus pies.

Hatton
En un «guest house» y sintiéndonos como en casa

     En definitiva, Sri Lanka nos ha ofrecido todo lo que necesitábamos para un viaje perfecto: paisaje, fauna, historia, amabilidad, gastronomía, facilidades para viajar,… ¿qué más se puede pedir?


Sri Lanka

¿Te gustaría realizar un viaje a Sri Lanka? Puedes adquirir la guía alternativa y tendrás toda la información necesaria. Entra aquí


¿Te ha gustado este artículo? CompárteloShare on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter