Image

Miriam Zumstein

  Adoptada desde que nací por mi querida Mallorca, española desde niña y con todas mis raíces en Suiza, el destino dio un vuelco a mi futuro y me llevó a formar parte de la pequeña empresa familiar durante 27 años.

  Trabajando como comercial en el sector agrario, mis clientes siempre destacaron mi disciplina, honestidad y seriedad laboral y, aunque siempre me gustó mi trabajo, lo que invariablemente ha hecho sentirme realizada ha sido viajar.

  Desde el momento de tener un billete de avión en mano, algo empieza a revolotear en mi interior y me llena de vida. Será que lo llevo en la sangre, fruto de una herencia de viajeros por parte de mi padre.

   Viviendo con un trabajo seguro y sin haber pensado nunca en esta posibilidad, diferentes motivos nos llevaron de un día para otro a tomar la decisión de cerrar la empresa. Me ví con 46 años y sin tener idea acerca de lo que iba a hacer con mi vida. Con una opresión en el pecho y algo desorientada los primeros días,  no tardé una semana en despertar un buen día con un propósito muy claro: dedicarme a mi pasión y a través de ello aportar mi granito de arena para mejorar un poco este mundo. Siempre envidié (de forma sana) a los que viven de los viajes y de repente tuve claro que yo también podía hacerlo. Al fin y al cabo las cosas siempre pasan por alguna razón y hay que saber aprovechar el momento. Me empapé de información, busqué la ayuda necesaria y tras muchísimas horas invertidas con perseverancia saqué adelante este proyecto.

  Tras 30 años viajando y más de 38 países visitados (algunos de ellos en varias ocasiones), habiendo viajado de todas las formas posibles (viajes clásicos organizados, viajes alternativos, viajes solidarios, por mi cuenta,...), he adquirido la experiencia necesaria para poder ofrecer mi ayuda a aquellos que quieran conocer mundo de una forma diferente. Durante todos estos años también he pertenecido y/o he ayudado siempre a diferentes asociaciones y ONGs, por lo que mi carácter sensible y solidario hace  que me haya concienciado para efectuar y trasmitir un turismo responsable.

   ¡Y ahora ya es momento de pensar en el próximo destino!