EL VIAJE DE LA VIDA

     Sí, existen mil formas de viajar. Y el viaje más importante a lo largo de nuestra existencia es el de la vida misma. Un viaje irrepetible, único, de cuya importancia muchas veces no somos conscientes. Un viaje que deberíamos aprender a aprovechar al máximo, cada día, porque es el único trayecto de nuestra vida que vamos a emprender sin poder dar marcha atrás y  sin que nadie nos pueda revelar su duración.

El viaje de la vida
Entrada espectacular a la ciudad de Petra, Jordania

    No es un viaje a medida, nosotros nos adaptamos a él y tenemos que avanzar agradeciendo todo lo bueno que nos depara. Por ello debemos disfrutar de cada día que nos despertamos con salud, ya que el destino nos lo puede arrebatar en cuestión de segundos.  Además de los seres queridos que están a nuestro lado desde el inicio, iremos encontrando compañeros de viaje a lo largo del camino que nos acompañarán durante más o menos tiempo. Algunos pasarán más desapercibidos, otros nos dejarán una huella muy profunda, pero cada uno de ellos enriquecerá nuestras vidas de una u otra forma.

«No viajes para escapar de la vida, viaja para que la vida no se te escape»

El viaje de la vida
Niños divirtiéndose a orillas del Nilo, Egipto

No hay que desperdiciar el tiempo ya que, como bien dice el refrán, «no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy» y, es que al fin y al cabo, ¿quién nos asegura el mañana? Crecemos y vivimos siguiendo una guía preestablecida por nuestro entorno, la sociedad, … La mayoría de las veces nos acostumbramos a seguir la corriente sin pensar en si estamos haciendo lo que realmente nos llena y nos hace felices. Sólo tenemos una vida, así que si piensas que ojalá algo fuera diferente, si está en tus manos cambiarlo, aunque parezca una locura, hazlo. Porque, ¿quién nos dice que no podemos seguir una guía alternativa a la predispuesta? Lo peor que nos puede pasar es arrepentirnos de no haber hecho, dicho, probado, experimentado, …

     Vive la vida, sé respetuoso con ella y sé responsable con tu alrededor. Cuida de nuestro planeta porque, al fin y al cabo, en él vas a tener que realizar este maravilloso viaje. Aporta tu granito de solidaridad para convertir este mundo en un lugar un poquito mejor.

     Viaja conmigo, viaja con otros, pero viaja, aunque sea a través de la vida. Y como dice una cita de autor desconocido: «No viajes para escapar de la vida. Viaja para que la vida no se te escape».


El viaje de la vida

Éste pretende ser un pequeño homenaje a mi querido compañero de cuatro patitas que finalizó su viaje tras 15 años de andadura a mi lado y justo cuando este proyecto está a punto de iniciar el suyo. Vaya donde vaya siempre te llevaré en mi corazón.


Banner acnur
MIL FORMAS DE VIAJAR colabora con ACNUR.
Si quieres tú también puedes hacerlo, de forma puntual o periódica. Entra aquí e infórmate.


¿Te ha gustado este artículo? CompárteloShare on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter