TURISMO RESPONSABLE, TURISMO SOSTENIBLE

Turismo responsable …turismo sostenible …son términos de los que hoy en día de cada vez se habla más. Pero, ¿de qué se trata realmente?

      El concepto de turismo sostenible apareció a principios de los años 90 cuando empezó a existir la necesidad de empezar a proteger nuestro mundo del impacto negativo generado por las masas turísticas. Se trata de generar un desarrollo turístico que sigue los principios de la sostenibilidad. En otras palabras, significa que promueve el impacto positivo del turismo sobre los 3 pilares fundamentales de una comunidad, región o país.

Turismo responsable
En la Plaza Jamma Al Fna (Marrakeck) hay dos tipos de puestos: los turísticos y los locales

Los 3 pilares fundamentales de la sostenibilidad:

  • Sostenibilidad económica: significa que el turismo tiene que ser viable económicamente y contribuir a la mejora económica de la comunidad local.
  • Sostenibilidad ecológica: en otras palabras, anteponer la conservación de la biodiversidad y del territorio al turismo. Poder asumir el consumo de recursos (agua, energía,…) y la gestión de residuos.
  • Sostenibilidad sociocultural: de debe preservar la cultura y las tradiciones. Contribuir al bienestar y al desarrollo de la comunidad.
Turismo responsable
Uno de los muchos alojamientos familiares en India

    Para poder crear un tipo de turismo sostenible es necesaria la participación de gobiernos, comunidades locales, industria turística y los propios turistas.

     Por todo esto se habla de turismo sostenible como un término a nivel global. El turismo responsable se refiere más bien a la conciencia de tomar decisiones en función de los valores del turismo sostenible. Sea cual sea la terminología exacta, la cuestión es que tenemos que aprender a realizar un turismo más responsable si queremos seguir disfrutando de la belleza,en todos los aspectos, que nos proporciona este planeta.

¿Qué puedo hacer a nivel personal?

    Hay pequeñas acciones que ayudarán a que nuestro paso por el mundo tenga menos impacto negativo y más beneficios:

  • Intenta alojarte siempre en hoteles o alojamientos familiares, así el dinero se quedará en la comunidad en la que te hospedes. Además del beneficio económico siempre tendrás más posibilidades de interactuar y aprender con las personas locales.
  • Consume productos locales: Consume productos producidos en la zona. Ya beberás ese refresco o esa cerveza internacional, o comerás tu marca favorita de galletas cuando vuelvas a casa. Come en restaurantes locales. La comida siempre suele ser casera y hecha con productos de la zona. Compra recuerdos fabricados por artesanos del país y no los “made in…” que encuentras en una y otra punta del mundo y en los que únicamente han cambiado el nombre de la ciudad.
Guía Camboya
Productos locales en un mercado de Camboya

Los viajeros tenemos que preocuparnos por realizar un turismo responsable

  • Cuando contrates cualquier excursión o actividad, asegúrate de que lo que te ofrecen no va a tener ningún impacto negativo sobre la naturaleza, los animales, las comunidades indígenas,… Muchas veces las interactuaciones que nos ofrecen son perjudiciales, aunque nos intenten vender lo contrario. También infórmate de a dónde van a parar los beneficios de dicha actividad, porque siempre deberían servir para el desarrollo del bienestar de la comunidad.
  • Recuerda siempre que tú eres el extraño en el lugar que visitas. Respeta la cultura, las tradiciones, la religión,…Aunque no siempre estés de acuerdo con lo que ves recuerda que tú has elegido ese destino. A ti tampoco te gustaría que alguien entrara en tu casa y criticara tu forma de hacer las cosas.
  • Sé consciente de las limitaciones de los recursos energéticos y del problema global de la basura, sobre todo del plástico. Aprende, por ejemplo, a prescindir del aire acondicionado si no es necesario, a no abusar del agua durante la ducha o a rechazar bolsas de plástico si no nos hacen falta.
Guía Perú
Mujeres peruanas tejiendo los productos que venden en sus puestos ambulantes

    Tal vez la acción de uno sólo no tenga mucha repercusión, pero si cada uno aporta un granito de arena, seguro que podremos empezar a cambiar las cosas. Y recuerda lo que dijo Mahatma Gandhi en su día: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Y convirtámonos en turistas responsables.


Mil Formas de Viajar ha recibido las siguientes acreditaciones por fomentar un turismo responsable:


Si hay agua potable al alcance, mejor tener una botella a mano para rellenar que ir consumiendo botellas de plástico.

Tan sencillo como llevar encima una bolsa plegable para no tener que abusar de las bolsas de plástico.

Llevar en tus viajes una pequeña bolsa isotérmica plegable te ayudará a conservar los alimentos en mejor estado y que por lo tanto no tengas que tirar nada.


Comparte esta página en tus redes sociales: Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter