VOLVER A VIAJAR, FASE A FASE

Finalmente, parece vislumbrarse una luz al final del túnel. Por eso, mucha gente ya está deseando saber cuándo podremos retomar las salidas del país. Pero de aquí a que podamos volver a viajar con total normalidad, seguramente, aún pasará bastante tiempo. Muchos han tenido que suspender o posponer sus viajes. Otros estaban a punto de programar su escapada y ahora están a la espera de cómo evoluciona la situación. Algunos, simplemente, se han resignado a pensar que este año ya no podrán viajar.

Chica tumbada en el suelo mirando un mapa sobre él hay escrito la palabra "anywhere"
Si tenemos ganas de viajar, empecemos por conocer los lugares más cercanos a nosotros

Es cierto que esta situación tan anómala que estamos viviendo ha hecho enfrentarnos a una nueva realidad: vivir el día a día, sin pensar en el mañana y sin atrevernos a planear un futuro. Este hecho, tal vez, no es tan malo como pensamos y sirva para que esta sociedad en la que vivimos, se tome la vida con más calma y aprenda a disfrutar del presente. Disfrutar del presente y de lo que nos rodea, de esas cosas a las que tal vez nunca antes les habíamos prestado atención.

Reinventemos la forma de viajar

Estos días, mientras hemos estado confinados en casa, hemos tenido que reinventarnos. Lo hemos hecho a la hora de mantenernos en forma, al buscar alternativas a las formas de ocio o incluso en la cocina. Y a partir de ahora, durante las fases de desescalada, deberemos reinventarnos para poder volver a viajar.

Si, por un lado, tomamos el descubrimiento de nuestro entorno y, por otro, la necesidad de buscar alternativas para viajar, tendremos una combinación perfecta para, poco a poco, retomar nuestra querida afición por recorrer mundo. Un mundo que, como no, incluye el lugar donde vivimos y ese al que, tal vez, hayamos menospreciado. Eso sí, para reanudar el hábito de viajar, habrá que hacerlo de igual manera que el resto de las cosas, paso a paso, fase a fase:

Banner de Booking con paisaje de montaña de fondo

Descubrir nuestra provincia:

¿Te has parado a pensar cuánto conoces realmente de tu provincia, de sus ciudades, pueblos o parajes naturales? Dado que el primer paso durante el proceso de desescalada es que nos dejen empezar a movernos dentro de nuestra propia provincia, qué mejor momento para aprovechar y conocer aquellos lugares tan cercanos que siempre dejamos para explorar en otra ocasión o que simplemente no les hemos prestado atención.

¿Cuándo fue la última vez que paseaste tranquilamente por tu ciudad, fijándote en todos sus detalles? ¿Recuerdas haber recorrido alguna vez sus calles levantando la cabeza para verla desde otra perspectiva? ¿La has visitado en algún momento como si fueras un turista? Seguro que hay muchos rincones que estás acostumbrado a ver cada día, pero que nunca te has parado a mirar. Ahora llega el momento de hacerlo y redescubrir la ciudad que siempre ha estado a tu lado.

Aprendamos a valorar nuestro alrededor

Detalle del voladizo de un edificio. Las tejas están decoradas con pintura rojiza.
Visitando el pequeño museo de Ca’n Xoroi en Fornalutx (Mallorca), descubrí una antigua expresión popular que se practicaba en casi toda la isla: las tejas pintadas.

Seguramente pasará lo mismo con muchas poblaciones cercanas a tu lugar de residencia o aquellas que has atravesado miles de veces para dirigirte a otro lugar. Sí, los conoces pero, ¿hasta qué punto? ¿Te has parado alguna vez a indagar en sus historias? ¿Por qué no echas un vistazo a ese pequeño museo que has visto tantas veces al pasar, pero al que nunca antes se te había ocurrido entrar? Visita esos pueblos y actúa como lo harías estando de viaje. Piensa en los detalles en los que te fijarías, los lugares que te llamarían la atención. Seguro que, si aplicas ese modo de ver las cosas a los lugares menos impensables, puedes llevarte una grata sorpresa.

Y si salimos de las zonas urbanas, tenemos una infinidad de lugares para recorrer: montañas, cuevas, monasterios, cascadas, parques naturales, senderos, … Haz una lista de todos aquellos sitios que nunca has visitado. Busca en internet acerca de tu provincia y de sus parajes menos conocidos. Abre páginas dedicadas al turismo, o las del propio ayuntamiento, las cuales nunca te habrías parado a leer y seguro que descubrirás alguna faceta que desconocías. A raíz de toda esta información seguro que darás con muchos destinos nuevos por descubrir.

Viajar dentro del país:

El siguiente paso que nos permitirán dar, será poder desplazarnos a otras provincias que estén dentro de la misma fase de desescalada que la nuestra. Por consiguiente, las posibilidades de realizar unas vacaciones se ampliarán. Aprovecha esta fase para conocer aquellas provincias que tal vez nunca se te haya ocurrido recorrer. Existen lugares dignos de visitar en todas y cada una de las regiones de nuestro país. Y, aunque unos sitios eclipsen a otros, no hay que dejar pasar una oportunidad como ésta para descubrir aquellos lugares más desconocidos.

Cuatro imágenes de paisajes de diferentes provincias: montañas verdes, cascada, pueblo sobre acantilado y monte desértico
Algunos de los tesoros que nos ofrecen diferentes provincias (de izquierda a derecha): 1. Mazca (Tenerife) 2. Desembocadura río Xallas (A Coruña) 3. Castellfollit de la Roca (Girona) 4. Bardenas Reales (Navarra)

¿Volver a viajar de la misma manera?

Además de empezar a pensar en visitar lugares antes olvidados o simplemente ignorados, también existe la posibilidad de cambiar nuestra forma de viajar por la provincia o el país. ¿Has pensado alguna vez, por ejemplo, en alquilar una autocaravana? ¿Has tenido en cuenta que, además de los hoteles de 3, 4 o 5 estrellas, existen otro tipo de alojamientos? Desde una tienda de campaña, pasando por pequeños establecimientos rurales, una celda en un monasterio, un albergue de montaña o de algún parque natural.

Autocaravana parada en mitad de un bosque
Una alternativa diferente para conocer nuestro país: viajar en autocaravana

Sí, tardaremos un tiempo en poder volver a subirnos a un avión rumbo a la otra punta del mundo. Pero, mientras tanto, aprovechemos esta oportunidad para descubrir de una nueva forma nuestro entorno más cercano. Y lo que es más importante, no dejemos de viajar, aunque sea al lado de casa.

NOTA IMPORTANTE: Antes de realizar cualquier actividad, infórmate bien de las normas recogidas en el BOE , ya que éstas varían dependiendo del lugar en el que te encuentres y pueden verse alteradas con cambios sobre las medidas ya establecidas en cada fase.


¿Necesitas más información para organizar una escapada? Contacta conmigo


Mil Formas de Viajar ha recibido las siguientes acreditaciones por fomentar un turismo responsable:

Sello "Turismo responsable con los animales"
Banner "Ask me about responsible tourism" de la World Travel Market
Sello "Soy un turista responsable"

¿Te ha gustado este artículo? CompárteloShare on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter